Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad

Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad

Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad

No tenemos duda alguna de que hoy en día, una de las figuras más valoradas en las empresas, sobre todo en las de mediano y gran tamaño, es la del gestor de proyectos. Como veremos más adelante en la infografía de Wrike, el gestor de proyectos se ha convertido en un pilar fundamental, por no decir en el pilar, de todos los proyectos de la empresa.

Hace algunos años, la gestión de proyectos no era una tarea que se llevara a cabo con demasiadas ansias, ya que el personal ejecutaba órdenes por parte de la empresa sin tener voz ni voto. Hoy en día, esto ha cambiado completamente, y el gestor de proyectos está implicado desde el inicio en todo el proceso de los proyectos, aportando sus ideas y gestionando su evolución. Por supuesto, mucho han ayudado los softwares de gestión de proyectos existentes, los cuales permiten un acceso a la información rápido y eficaz, ahorrando en costes y en tiempo. Los equipos de proyecto han pasado de estar secuenciados y ser repetitivos a adaptarse en cada momento a las necesidades de los clientes y de la empresa.
Gestión de proyectos en el pasado y en la actualidad
Infografía ofrecida por Wrike - Herramientas Para Gestión De Proyectos

Por otra parte, la tecnología ha contribuido en gran medida a facilitar la labor del gestor de proyectos. Las herramientas multiplataforma en la nube permiten a todo el equipo estar en continuo contacto, que las partes interesadas puedan conocer el estado del proyecto y controlar otros muchos aspectos que hace una década retrasaban todo el trabajo. Esto ha permitido que un equipo no tenga que estar en el mismo edificio trabajando, sino que pueden conectarse a través de estas plataformas desde cualquier punto del mundo. La inversión y los plazos de entrega se reducen, lo que se traduce en una menor inversión por parte de la empresa y del cliente.

Sin duda, la gestión de proyectos ahora es una vocación que la mayoría de empresas requieren. Profesionalizarse en este campo puede traer muchas alegrías, pero siempre renovándose y adaptando los conocimientos si el mercado lo requiere para no quedarse atrás y que la empresa en la que se trabaje comience a no ser competitiva.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario